San Juan de Gaztelugatxe, una ermita sobre el mar en el Pais Vasco

San Juan de gaztelugatxe, un tesoro en la costa vasca

No necesita presentación. Cualquiera que se acerque a Euskadi, más concretamente a Bizkaia, tendrá este rinconcito como uno de sus imprescindibles para visitar. Se sale, por los pelos, de las fronteras de Urdaibai, pero es un icono tan importante para Bermeo (que sí forma parte de la Reserva de la Biosfera), que no podíamos dejarlo a un lado. Eso sí, necesitaríamos más de un post para poder explicar todo lo que gira alrededor de este lugar, por lo que vamos a intentar hacer un resumen para las personas que vengáis a visitarlo.

 

Un poco de historia: mucho más que Juego de Tronos

Un breve resumen para que no vayáis solo a ver “Rocadragón”, porque San Juan es mucho más que un escenario de película.

Empecemos con su nombre. Si hay algo claro es que Gaztelugatxe viene de Gaztelu (castillo), pero lo que no está tan claro es la segunda parte del nombre, que podría referirse a “gatx” (difícil) o a “aitz” (piedra, roca). Por aquí también lo conocemos como Doniene y desde siempre ha sido un punto importante para peregrinar, sobre todo para los marineros bermeanos. Es el santuario marítimo más importante del País Vasco y está dedicado a San Juan. De hecho, si estáis atentos, encontraréis por el camino alguna huella del santo. Cuenta la leyenda que llegó a Gaztelugatxe dando tres pasos: uno en el Arco de San Juan (en Bermeo) y otros dos para subir las escaleras de la ermita.


Vosotros tendréis que dar algo más de tres pasos para subir las 241 escaleras que os esperan, una construcción hecha por el ser humano, que convirtió esta pequeña isla en península. Veréis que cada escalón es de su padre y de su madre, hay partes más estrechas, escalones de esos en los que se te cansa solo una pierna, curvas, zonas empinadas… y, sobre todo, ganas de levantar la vista para disfrutar del espectáculo o echar fotos. Cuando lleguéis arriba, os espera una panorámica de escándalo: hacia el este veréis primero el cabo Matxitxako y, si la bruma lo permite, incluso las costas de Francia; si miráis al oeste, en los días buenos, la vista os lleva hasta Cantabria.

Y por último, en este pequeño resumen (porque da para un post largo, que ya prepararemos), cuatro pinceladas sobre la ermita. Dentro, si la encontráis abierta, veréis pequeños barcos colgados del techo, ofrendas de los pescadores de la zona. También, en las paredes, encontraréis varios cuadros dedicados a la mar y a sus protagonistas. Si os fijáis con detenimiento, uno de los cuadros hace referencia a la Galerna de 1912, el naufragio del que os hablamos aquí. Es tan importante San Juan para los marineros de Bermeo que, cuando salen en la campaña de bonito, llevan allí el barco y dan vueltas para pedir buena pesca.

Y ahora, vamos al lío, subamos a San Juan de Gaztelugatxe.

No olvidéis reservar entradas

Si os hubierais acercado por aquí hace cuatro o cinco años, os hubieseis encontrado con un paisaje muy distinto al de ahora. Por aquel entonces, San Juan era poco conocido y un fin de semana de verano quizá te cruzabas con 20 o 30 personas en total. Hoy en día, la cosa ha cambiado y nuestra pequeña ermita es todo un reclamo turístico: el segundo punto más visitado de Bizkaia, después del Guggenheim.

Por ese motivo, en el 2018 se decidió crear un sistema de reservas. Tenemos que decir que a nosotras nos duele en el alma tener que pedir cita para ir a un lugar tan icónico para un bermeano, pero es cierto que es un trámite necesario para intentar organizar un poco a la gente, ya que el espacio no puede absorber tanto público.

Reservar entradas es muy fácil. Solo tenéis que entrar en esta web de la Diputación de Bizkaia: http://web.bizkaia.eus/es/gaztelugatxe y clicar en el botón “Consigue aquí tu ticket”. Os llevará a una plataforma donde deberéis rellenar un formulario con la cantidad de personas, horario y vuestros datos personales. Una vez hecha la reserva, solo tenéis que llevar el mail que os enviarán en el móvil y enseñarlo en la entrada del camino, no hace falta imprimir. Echad un vistazo porque generalmente solo es necesario en verano, fines de semana y puentes o festivos.

Consejos para una visita a San Juan de Gaztelugatxe de 10

Dificultad y tiempo de duración de la ruta

Antes de nada, no os asustéis, no es para tanto. El único incordio que tiene el camino son las cuestas y escaleras. Es apto para prácticamente todos los públicos, a no ser que tengáis una lesión o dificultades para hacer una caminata larga. Existen dos caminos, cada uno con sus cosas buenas y no tan buenas.

El primero es el que sale del restaurante Eneperi. Es más corto (1,3km) e iréis viendo San Juan en muchos momentos mientras bajáis. ¿La pega? Tiene escaleras y el suelo es bastante desigual.

El segundo camino sale desde más arriba, justo en la bifurcación, a la derecha. Es más largo (2,8km), pero a cambio os regala un suelo mucho más transitable para carritos, sillas de ruedas, personas con una movilidad más limitada o que quieran tomarse el camino con calma. Incluso es una buena opción si no podéis subir escaleras, porque podréis llegar al pie de los 241 escalones y ver la panorámica de la ermita desde abajo. Os dejamos aquí la ruta en Google Maps.

En general la ruta de ida dura entre 30 y 45 minutos hasta llegar a la ermita.

Calzado y ropa

Por favor, no seáis demasiado turistas e id bien preparados. Lo primero, es llevar calzado y ropa apropiados. Olvidad las chanclas o las sandalias que no sujeten bien los pies. Lo ideal es que vayáis con unas zapatillas deportivas. No es un camino difícil, pero tiene muchas escaleras y cambios de nivel. Llevad ropa cómoda y tened en cuenta que quizá pasáis un poco de calor porque todo el tiempo estaréis subiendo o bajando.

Por último, os aconsejamos que llevéis una botellita de agua. Podéis llenarla en la fuente que hay justo antes de empezar a subir las escaleras de San Juan. También es recomendable que la volváis a llenar al bajar, para afrontar la subida de vuelta.

San Juan no es un parque de atracciones

Sabemos que es ridículo tener que comentar algunos detalles, pero os sorprendería lo que hemos llegado a oír del comportamiento de algunas personas en nuestro precioso enclave. Tened en cuenta en todo momento que os encontráis en un espacio natural (biotopo protegido) y patrimonio histórico-cultural del País Vasco. Para nosotros es un tesoro y por eso nos duele tanto ver como algunos visitantes tiran basura, pintan paredes e incluso intentan llevarse alguna pieza de recuerdo (¡Hemos visto gente llevarse parte del empedrado!). Por favor, os pedimos que guardéis vuestra propia basura si no encontráis dónde tirarla y respetéis la riqueza natural y el patrimonio.

Cómo llegar y dónde aparcar

En autobús

Sin duda para nosotras esta sería la mejor opción, pero es cierto que, por el momento, no os la podemos aconsejar si venís fuera de temporada. Este servicio de lanzadera entre los pueblos de Bakio y Bermeo, que para en San Juan de Gaztelugatxe, solo está disponible durante el verano. En junio y septiembre únicamente los fines de semana, ya en julio y agosto estará en marcha todos los días. Tendréis autobús cada hora, con salidas a en punto desde Bermeo y a y media desde Bakio.

En coche

Aunque la ermita de San Juan pertenece a Bermeo, podéis llegar desde este mismo pueblo o desde el vecino Bakio. 

Si lo hacéis desde Bermeo, tenéis que tomar la carretera que va a Bakio, un recorrido serpenteante que va pegado al mar entre un túnel de árboles. Está muy bien señalizado, así que solo tenéis que seguir la carretera hasta que os aparezca el desvió a la derecha. Si os apetece hacer una parada, encontraréis de camino el desvío hacia Cabo Matxitxako, del que ya os hablamos aquí.

Hablemos del aparcamiento…

Como ya os hemos contado, hace unos años San Juan de Gaztelugatxe no era tan conocido y el parking que tenía era más que suficiente para los visitantes. En los últimos años la cosa se ha descontrolado un poco y el tema de los coches sobrepasa, por mucho, la capacidad que tiene este espacio. Si no tenéis otra opción u os apetece acercaros con vuestro propio coche, os pedimos por favor que aparquéis de forma responsable. Tened en cuenta que en la zona también hay residentes que muchas veces se han encontrado con que no pueden sacar el coche de su propia casa porque alguien ha cerrado el camino al aparcar.

Dónde comer, restaurantes y bares cerca de San Juan de Gaztelugatxe

Después de una buena caminata y de subir y bajar escaleras, seguro que estaréis hambrientos ¡y sedientos!

La opción más inmediata que tenéis allí al lado es el restaurante Eneperi, que tiene una opción de restaurante-restaurante y otra de cervecera, mucho más económica. Nosotras normalmente solemos tomar algo allí para reponer fuerzas y luego nos vamos directas a comer a Bermeo: a Artza, Cannon, Bengoetxe o Gaztelupe, entre otros. Os recomendamos, eso sí, que cojáis el teléfono y reservéis con antelación, porque todas las personas que tendréis a vuestro alrededor ¡estarán tan hambrientas como vosotros!

Y aquí termina esta rápida visita a este tesoro de Euskadi que tenemos tan cerquita, pero dejamos apuntado en la lista de tareas escribir un post para explicaros en profundidad mucho más sobre la historia, las tradiciones y las curiosidades de San Juan de Gaztelugatxe.

Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!