Urdaibai, la Reserva de la Biosfera de Euskadi

Hemos hablado mucho sobre qué ver y hacer en Urdaibai, pero se nos ha escapado haceros una fotografía global del sitio, un fallo que no nos podemos permitir, por lo que aquí va un resumen de nuestra querida joyita de la Costa Vasca.

Situándonos en el mapa

Antes, ubiquémonos un poco. Urdaibai se encuentra al norte de la provincia de Bizkaia, a poco más de 30 km de Bilbao, y de su atractivo turístico por excelencia: el Museo Guggenheim. Así que ya sabéis, si estáis por la zona, no podéis dejar perder la ocasión de visitarnos y hacer cualquiera de los planes que os proponemos. La manera más fácil y rápida de llegar es cogiendo la carretera BI-631, que cruza el puerto de montaña de Sollube, y entrar a Urdaibai por Bermeo. Aunque si sois de los que se marean en coche, podéis coger la BI-635 y entrar a la reserva por Muxika.

Y si venís desde Donostia, de sus playas y de hartaros (en el buen sentido de la palabra) de su famosa gastronomía, en poco más de hora y media os plantáis en Gernika. Coger la A8 es sin duda la opción más rápida, pero si tenéis tiempo, os aconsejamos llegar por la carretera de la costa, que tiene una duración parecida, con paisajes que quitan el hipo, pasando por pueblos tan bonitos como Deba, Mutriku, Ondarroa y Lekeitio, hasta llegar a Ibarrangelu, ya dentro de las fronteras de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Eso sí, preparaos para las curvas.

 

Presentaciones: la Reserva de la Biosfera de Urdaibai

Este pedacito de paraíso natural fue declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 1984. El centro neurálgico es sin duda el río Oka, que en su camino al mar Cantábrico se convierte en ría, dejándonos un espectacular paisaje lleno de vida animal (y humana), compuesto por marismas rodeadas de pequeñas cumbres. Su extensión abarca unas 23.000 hectáreas, tocando al sur con el monte Oiz, al este con el peñón de Ogoño y al oeste con el cabo de Matxitxako. La guinda, al norte, la pone la preciosa isla de Izaro (no nos pidáis objetividad en nuestras descripciones). Además de su riqueza natural, Urdaibai está lleno de historia, siendo un destino ideal no solo para los amantes de la naturaleza, sino para los que tengan curiosidad por nuestra cultura, patrimonio y gastronomía.

Vista de Urdaibai, Izaro y Matxitxako desde Ogoño

Como dato curioso, os encontraréis con que a este territorio, además de Reserva de la Biosfera de Urdaibai, también se le llama Busturialdea, y es que son dos cosas distintas y quizás algo liosas. Busturialdea es la comarca, compuesta por 20 pueblos, de los cuales 19 están dentro de la Reserva de la Biosfera. Queda fuera Ea, la pequeña Venecia, y se suman 3 municipios, que pertenecen a otras comarcas colindantes. Un total de 22 pueblos que completan el territorio oficial de la Reserva. Y pensaréis ¿y qué es lo que hace que un pueblo sea parte de Urdaibai? Pues en realidad no lo determinan las fronteras políticas, sino las cuencas hidrográficas de los ríos Oka, Mape, Artigas y Laga, que vierten sus aguas al mar Cantábrico.

 

Los pueblos de Urdaibai

Los dos municipios más grandes, con diferencia, son Gernika-Lumo y BermeoEl primero está en el interior, allí donde Oka todavía es un río; el segundo, lo encontramos justo al oeste de la reserva, frente al mar Cantábrico. Si echáis cuentas, nos quedan otros 20 preciosos pueblos que conocer y a continuación os hablamos de algunos de ellos.

Gernika-Lumo

 

Gernika-Lumo, además de ser un pueblo lleno de vida, tiene como atractivo por excelencia la cultura. Encontraréis varios museos, a cada cual más interesante, como el que toma como punto de partida el bombardeo sufrido el 26 de abril de 1937, el Museo de la Paz; o el que está dedicado a mostrarnos la cultura, historia y política del País Vaco, el Museo Euskal Herria. Más allá de los museos, también se pueden visitar la Casa de Juntas y el famoso Árbol de Gernika, las esculturas de Chillida y Henry Moore en El Parque de los pueblos de Europa, y recomendamos guardar el lunes para visitar el famoso mercado de Gernika, rebosante de vida, y sobre todo, de productos locales de alta calidad. Clicad sobre los enlace si queréis saber más, porque hemos hablado de cada uno de ellos en detalle.

 

Bermeo

 

Si queréis conocer más a fondo la villa marinera de Bermeo, no dejéis de recorrer su casco medieval, donde podéis visitar el Museo del Pescador, asomaos a su atalaya para dejar que el viento del Cantábrico limpie vuestras ideas, con la isla de Izaro al fondo o dejaos caer al atardecer por el Puerto Viejo, núcleo de la vida social del pueblo. Un plan perfecto es darse un paseo por el rompeolas y después dejarse caer en una terraza para tomar un merecido trago.

 

Mundaka

 

Este pequeño pueblo de ensueño, situado donde la ría choca con el mar Cantábrico, creando una de las mejores olas de izquierda de Europa, es el destino por excelencia de los amantes del surf. Al igual que Bermeo, y cualquier pueblo costero, la vida social se concentra en los lugares cercanos al mar: el puerto, la Atalaya o, en verano, sus playas. En vuestro recorrido, no podéis dejar de visitar el idílico enclave de Santa Katalina, donde cada verano se celebra el Mundaka Festival. Si lo vuestro es poner el cuerpo en movimiento, además de clases de surf, podéis practicar Kayak o Stand Up Paddle. Entre sus fiestas, destacamos los carnavales, únicos en el mundo.

 

Elantxobe

 

Panorámica del pueblo de Elantxobe desde un rompeolas (Urdaibai, Bizkaia, Euskadi)

Justo en los límites de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, encontraréis esta sorpresa en forma de empinado pueblo pesquero. Un plan ideal si lo que buscáis es tranquilidad, un baño en sus limpias aguas, o si lo preferís, en la piscina natural que hay justo en el puerto. Eso sí, preparad bien los glúteos, que si os animáis a recorrer sus calles, no vais a parar de subir y de bajar. Si queréis ir abriendo boca, os dejamos nuestra visita a Elantxobe.

 

Ibarrangelu

 

Ibarrangelu, aunque escondido entre montañas en un hermoso valle, no es un pueblo de interior. Prueba de ello son sus dos playas más famosas: Laida y Laga. Si os gusta el surf, sin duda es otro lugar que visitar. En cuanto a patrimonio, tiene uno de los templos más originales: la Iglesia de San Andrés, a la que se conoce como La Capilla Sixtina de Euskadi y la ermita de San Pedro Atxarre, de la que os hablamos ahora mismito.

 

Lugares con encanto en Urdaibai

Sería interminable hablar en detalle de los 22 municipios de la Reserva, así que os dejamos un listado con algunos de los puntos de interés más relevantes de nuestra tierra:

 

San Pedro Atxarre

 

¿En busca de la mejor panorámica de Urdaibai? A unos escasos 312m de altitud está uno de los mejores miradores de Urdaibai: la ermita de San Pedro de Atxarre. No es una subida muy dura, solamente el último tramo se hace algo pesado, pero nada que tanto niños, como mayores (y sobre todo perros) no puedan soportar.

 

Cabo de Matxitxako

 

Para nosotras, este es el lugar perfecto para disfrutar de un atardecer de escándalo, y si le sumáis un picnic y buena compañía, mejor que mejor. Desde aquí tendréis una vista panorámica de la cornisa cantábrica, en la que, en los días despejados, podréis ver desde Cantabria hasta Francia.

 

Bosque Pintado de Oma

 

¿Qué tal un poco de senderismo a través de una obra de arte? Pues sí, eso es exactamente visitar el bosque pintado de Oma en Kortezubi, obra del artista Agustín Ibarrola. Encontrarlo no es difícil, ya que una vez os encaminéis desde Gernika en dirección Lekeitio, está muy bien indicado, pero por si las moscas, aquí tenéis su ubicación en Google Maps.

 

Cuevas de Santimamiñe

 

Ya anunciamos al principio que en Urdaibai no es todo naturaleza, aunque probablemente su riqueza natural fue lo que hizo que nuestros antepasados escogieran este enclave para asentarse, hace más de 14.000 años. Prueba de ello son las cuevas de Santimamiñe, que guardan en su interior casi medio centenar de pinturas rupestres, que representan bisontes, caballos, un oso, un ciervo…. La encontraréis en la misma zona que el Bosque pintado de Oma.

 

Puente de Artzubi

 

Se trata de un puente románico del siglo XVI, que cruza el río Golako. Curiosamente este puente se encuentra en el límite fronterizo Arratzu y su vecino Mendata. Si lo que queréis es complementarlo con un poco de senderismo, podéis recorrer el PR BI-165. Nosotras ya lo visitamos y está es nuestra experiencia, con vídeo explicativo incluido 😉

 

Castro de Arrola

 

Muestra una vez más de que en Urdaibai los humanos llevamos viviendo siglos en armonía con la naturaleza, es el Castro de Arrola, en Nabarniz. Se trata de un pueblo con su propia organización, economía, jerarquía y forma de construir, que es lo que ha perdurado hasta hoy en día y nos da pistas sobre cómo vivieron. Si queréis descubrir más sobre este lugar, os animamos a visitar nuestro post El Castro de Arrola, un viaje a la Edad del Hierro para así ir un poco más informados. En cuanto a cómo llegar, os dejamos el recorrido en google maps (bendito sea) desde Nabarniz, y también el recorrido desde Arratzu, un pelín más largo que el anterior.  

 

San Juan de Gaztelugatxe

 

Aunque se encuentra fuera de los límites de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, pero es en sí mismo un Biotopo Protegido, no podemos evitar mencionarlo en esta lista. Por un lado, Gaztelugatxe es el segundo lugar más visitado de Bizkaia (por motivos obvios); por otro, pertenece a Bermeo, que sí es parte de Urdaibai. Seguro que viendo la foto lo reconoceréis y ya sabréis que es necesario subir las 241 escaleras que unen a esta isla con el continente. Recomendaciones rápidas: id con calzado cómodo, que lo que parece una visita facilona, puede convertirse en una tortura, y planificad la experiencia, ya que en temporada alta es necesario reservar la visita (página Web de la Diputación para hacerlo).

 

Qué hacer en Urdaibai

En la Reserva se puede hacer casi de todo, desde poneros a prueba practicando actividades acuáticas, a cotillear a los animalitos o saciar nuestra sed de cultura. Vamos allá:

 

Surf en Urdaibai

 

Clases de surf en la playa de Laga, Ibarrangelu

Para el surf, y sobre todo para los principiantes, os recomendamos acercaros a laS muchas escuelas que hay en la zona y dejaros aconsejar por ellos, que saben cuáles son las mejores horas (la marea aquí juega un papel muy importante) y lugares. Nosotras probamos el surf como principiantes en Laga y en Mundaka, echad un vistazo a nuestra experiencia.

Para las demás actividades acuáticas, os dejamos link con todas las opciones y empresas que ofrecen estos servicios.

 

Senderismo y rutas en bici

 

En Urdaibai tenemos la suerte de contar con nada más y nada menos que 10 rutas de Pequeño Recorrido (PRs). Hay rutas para todos los niveles, en los cuales podréis visitar casi todos de los puntos de interés de los que os hemos hablado antes. ¡Escoged el vuestro y a disfrutar! Si lo vuestro es moveros en bici y queréis ir a tiro hecho, aquí tenéis nuestra propuesta desde Bermeo hasta Forua.

 

Avistamiento de cetáceos

 

Esperemos que no seáis de los que se marean en la mar (aunque la biodramina hace milagros), porque esta actividad no tendría sentido sin ella. Si os animáis, podéis poneros en contacto con Hegaluze e informaros de las salidas que organiza. Eso sí, tened en cuenta que ver animales salvajes tiene el riesgo de que ese día estén tranquilitos descansando y no quieran salir a saludar.

 

Cotilleando a las Aves

 

Aunque si efectivamente el mar no es lo vuestro, pero morís por ver animales, no tenéis nada más que acercaros al Bird Center en Arteaga y sucumbir al encanto de las diferentes especies de aves que deciden que las marismas de Urdaibai son una buena parada antes de continuar con sus largos viajes migratorios.

 

Esperamos haber conseguido daros unas pinceladas sobre lo que es Urdiabai y sus muchos puntos de interés. Es cierto que nos dejamos muchísimas cosas por el camino (que ya vendrán más adelante), pero seguro que hemos hablado ya de muchas de ellas, así que os animamos a seguir navegando por nuestra página para descubrirlas.

Como siempre, cualquier anotación corrección o curiosidad que queráis aportar, será bien recibida. Os leemos en los comentarios 🙂

1Comenta
  • Jose Angel Etxaniz Ortuñez Txato
    Publicado a las 20:01h, 14 junio Responder

    Que bien lo haceis , ostia ¡¡¡

¡Anímate a comentar!