Matxitxako: el cabo más saliente de Euskadi

Camino a San Juan de Gaztelugatxe, a unos 14km de Bermeo, hay un rinconcito que merece la pena explorar, no os defraudará. Desde él podréis disfrutar de unas increíbles vistas de toda la costa, desde el famoso islote de San Juan de Gaztelugatxe hasta el Cabo de Ogoño. Incluso, los días en los que el ambiente está muy limpio, se puede llegar a ver la costa francesa y la costa de Cantabria.


Plataforma de gas La Gaviota

Un entorno envidiable

El cabo Matxitxako está situado en un entorno privilegiado, nada más y nada menos que entre la Reserva de la Biosfera de Urdaibai (siendo parte de la reserva) y el Biotopo protegido de San Juan de Gaztelugatxe. Aunque la carretera que nos lleva a este hermoso accidente geográfico parece una montaña rusa con tanto bache, merece la pena el esfuerzo. Si os asomáis por aquí en verano y queréis pegaros un chapuzón, podéis desviaros a mitad de camino por una pequeña carretera que baja hacía la derecha, y llegaréis a la playa de Arribolas.

Dos faros, una luz

Nada más llegar veréis una pequeña torre, que se encuentra cerca de la mar. Se trata del antiguo Faro, construido en el 1852 y que entre los años 1854 y 1863 edificio fue la escuela de guardafaros, que en aquella época se llamaban torreros. Como dato curioso, es en el faro en el que se jubiló el último farero tradicional de Bizkaia. 


Antiguo faro

Cien metros arriba, en un pequeño remonte, veréis imponente el actual faro. Se construyó en 1909 y es uno de los faros más importantes del Golfo de Bizkaia. Aunque parezca un lugar al que se puede acceder fácilmente, es un recinto privado en el que viven los actuales fareros, por lo que no podéis presentaros allí de visita como si tal cosa. 

Actual faro

Si además de todo esto, os contamos que desde allí ocasionalmente se puede disfrutar del avistamiento de cetáceos y aves marinas, seguro que no podréis evitar anotarlo como uno de los lugares top para visitar este año. No os olvidéis de llevar en la mochila prismáticos y sobretodo mucha paciencia para conseguir ver algún bichito marino.

Veréis que el antiguo faro tiene una fachada un poco extraña en la parte que da al mar, y es que hace poco años se rehabilitó, añadiéndole un pequeño mirador que sirviera como refugio a los observadores (porque cuando hace mal tiempo, en Matxitxako se sufre…). Eso sí, nosotras cada vez que hemos ido al faro lo hemos encontrado cerrado, aunque quizás en algunas de las salidas que organiza Ekoetxea Urdaibai se pueda acceder a su interior.

Atardeceres

Si sois buscadores de hermosos atardeceres, este es uno de los puntos que no podéis dejar de lado, entre muchos otros en Urdaibai. El mejor momento del año es cuando el sol se esconde justo entre San Juan y la península, que suele ser hacia abril, en primavera, u octubre, en otoño.

Hechos históricos

¿Os suena la batalla de Matxitxako? Pues sí, el nombre le viene por este lugar. Fue justo frente al cabo de Matxitxako donde se vivió ese momento tan famoso de la Guerra Civil. Si esto os suena a chino o queréis profundizar más, en el Museo del Pescado en Bermeo tenéis un espacio dedicado a este tema.

 

Cómo llegar 

 

Tomando la carretera BI 3101 desde Bermeo, poco antes de llegar a la planta de gas, hay un desvío a la derecha, donde veréis una pequeña casa (la escuela del barrio Arene). En ese punto tenéis dos opciones: podéis aparcar el coche ahí e ir andando hasta el faro; o, si vais con el tiempo justo porque lo queréis ver todo, podéis continuar esa misma carretera hasta el final, donde ya por fuerza mayor no podréis seguir hacia delante (a no ser que tengáis un coche acuático ;p).

Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!