Urdaibai, un escenario de película

El pasado invierno a los habitantes de Urdaibai no nos sorprendió que en alguno de nuestros paseos o volviendo a casa después de trabajar, nos encontráramos un pelotón de furgonetas, personas con walkie talkies parando el tráfico, cámaras, cables o en definitiva, cualquier elemento de un equipo de rodaje.

La última en grabar en nuestro territorio fue la serie Presunto Culpable de Antena 3, a la que ya podemos engancharnos, puesto que se estrena el 18 de septiembre del 2018. Nosotras les pudimos ver rodar por Matxitxako, en la zona del ballenero de Bermeo y en Mundaka. Y como caras conocidas tenemos a Miguel Ángel Muñoz, el eterno chico UPA Dance.

San Juan de Gaztelugatxe, aunque está un par de kilómetros más allá de la frontera de Urdaibai, ha sido escenario de muchos rodajes, como la película euskaldun Txarriboda (2015); pero el boom llegó cuando Juego de Tronos convirtió nuestra pequeña joya en Roca Dragón (o DragonStone en versión original). Se ha notado y mucho la afluencia de personas que suben a la ermita, sólo hay que hacer una búsqueda rápida de #rocadragon en Instagram para ver cuánta gente lo visita cada día. Os dejamos un vídeo que nos ha parecido muy curioso porque muestra cómo fue el rodaje en San Juan y Zumaia (a partir del minuto 8):

 

Un plató de cine en la costa vasca

Ahora que parece que Urdaibai está de moda en el mundo del cine, hemos querido investigar si esto es algo nuevo o nuestros paisajes ya han sido en el pasado escenarios de cine ¡Y nos hemos sorprendido!

 

Gernika

 

Sin duda, si hay un lugar en Urdaibai que gana por goleada es Gernika y todas las películas dedicadas al bombardeo, desde los años 50 hasta la actualidad: Gernika (1950, sobre el cuadro de Picasso), El otro árbol de Gernika (1969, a partir de la novela de Luis de Castresana) o Gernikako txikizioa (1979).

Hay dos que quizá sean más conocidas. Por un lado A los cuatro vientos Lauaxeta (1987), que estuvo nominada a dos Goyas. Habla sobre el poeta Esteban Urkiaga, más conocido como Lauaxeta que trabajaba para el Govierno Vasco y, después del bombardeo, fue a Gernika para hacer de traductor a los corresponsales franceses. Por otro lado, otra peli que os sonará mucho es Gernika (2016) que, aunque parezca mentira, es la primera película de cine que se hace sobre el bombardeo. Sí que hubo una mini serie Gernika bajo las bombas, pero curiosamente los exteriores se grabaron en Oiartzun, Hernani y Burgos.

 

Jai-alai, la película perdida

 

Este es un caso extraño: una película se estrena en Madrid y en Bilbao, y después desaparece. Nada más se ha sabido de ella y nadie ha sido capaz de encontrar una copia, ni siquiera la Filmoteca Vasca. Sabemos que se rodó en 1940 en Elantxobe y que era la típica historia romántica en la que, en este caso Josetxu y Mikel, luchaban por el amor de Mirentxu, entre paisajes preciosos y escenas de pelota vasca (tenéis más info súper completa aquí). Es curioso que en aquellos años la censura dejara que se utilizaran nombres como Mikel o Mirentxu, y alguna de las canciones cantadas en euskera que aparecen en la película. Lo más importante es que sirvió de ejemplo para muchas pelis que se hicieron luego y es una pena que se perdiera su rastro de una forma tan misteriosa.

 

Thunderstorm, una Tormenta americana en Mundaka

 

En 1955 Mundaka se convirtió en el plató de una película americana, con colaboración española, y por las calles del pueblo se podía ver a sus protagonistas, entre otros, Linda Christian, la madre de Romina Power, mujer de Albano (quizá os está sonando a chino pero en los ochenta fueron muy conocidos). El director fue John Guillermin y, aunque el nombre no os sonará, si os resultará familiar el título de una de sus películas: King Kong.

La película no fue demasiado bien y tardó al menos cuatro años en estrenarse, pero en el rodaje el pueblo se volcó y los vecinos participaron como figurantes, dobles de luces, en pequeños papeles o con sus barcos. En el programa Herri Txiki Infernu Handia (minuto 00:46 o -23:00) tenéis el testimonio (en euskera) de una de las mundakesas que participó en la película, no tiene desperdicio.

Ama Lur, el alma de Euskal Herria

 

Este documental de algo más de hora y media es, como dice la sinopsis oficial, “un canto emocionado al País Vasco”. Ama Lur (Madre tierra) es un viaje por Euskal Herria en el que durante más de dos años se grabaron escenas de la vida cotidiana. El escultor bermeano Nestor Basterretxea y el fotógrafo y director Fernando Larruquert firmaron esta película, que nació sobretodo para devolver al pueblo vasco parte de la identidad que había perdido en los años de la dictadura.

Y con esa misma dictadura, que aún daba sus últimos coletazos, tuvieron que enfrentarse. La censura de la época les pidió cosas tan rocambolescas como decir en la película la palabra España varias veces, que no apareciera la imagen del Gernika de Picasso o eliminar el último plano en el que salía el árbol de Gernika nevado.

Al final se estrenó en el Festival de cine de San Sebastián el año 1968 y se convirtió en una leyenda del cine vasco, que mostraba el alma de este pequeño rincón del mundo y que demostraba que los euskaldunes tenían una forma propia de contar las cosas.

 

 

Adiós pequeña

 

Rebuscando material para este post mucha gente nos ha hablado sobre “la película en la que salía Ana Belén”. Se llama Adiós Pequeña y se grabó en el año 86 en muchas localizaciones de Bizkaia, haciendo una pequeña parada en Mundaka. El argumento era sobre una abogada que tenía que defender a un detenido por llevar cocaína. No tuvo demasiado éxito pero claro, apareciendo una cara tan conocida, en Urdaibai se enteró todo el mundo. Lo más impresionante de la película es el salto, durante una persecución, de un Seat Ibiza, que cruza la ría de Bilbao mientras el puente de Deusto se abre.

 

Galerna, el infierno en el mar

 

El mismo año en el que el Titanic se hundía en el Atlántico, el 12 de Agosto, una galerna en alta mar se llevó la vida de 143 marineros de Bermeo, Lekeitio, Ondarroa y Elantxobe. La noticia apareció en todos los periódicos españoles e incluso el rey Alfonso XIII vino al funeral en Bermeo, donde murieron 116 personas.

Jabi Elortegi, bermeano y director de cine, quiso que, 100 años después esta catástrofe no se olvidara y que las nuevas generaciones supieran cómo fueron aquellos días. En su documental ficcionado aparecieron historiadores como Alberto Santana, expertos en la mar y familiares de algunas de las víctimas. Os recomendamos que si podéis, lo veáis porque en poco más de una hora tendréis todos los datos sobre lo que pasó aquel fatídico día y sabréis un poquito más de las costumbres de la época.

 

Un lugar, mil escenarios

 

Hay muchas más, pero tendríamos que alargarnos demasiado. Os recomendamos que echéis un vistazo al libro de López Echevarrieta, “Bizkaia, plató de cine“, que nos ha servido para documentarnos.

Cualquier proyecto que que se acerque a Urdaibai es una buena noticia porque nos pone en el mapa y lleva detrás un equipo de al menos 50 personas que mueven caterings, bares, restaurantes y hoteles en su estancia. Y sobretodo, cómo no enamorarse de esta variedad de paisajes en los que puedes rodar una escena de montaña y nieve, otra ambientada en el mundo del surf o quién sabe, ¡quizá una de vikingos! 

Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!