Panorámica de Elantxobe desde el rompeolas (Urdaibai, Bizkaia, Euskadi)

Un día en Elantxobe: qué ver y qué hacer

Llegó el verano, y con él los días largos, romper con la rutina y disfrutar de cualquier actividad al aire libre. Ojalá durara todo el año!

Aún así, por aquí todavía nos toca trabajar un poco, pero aprovechamos a tope los findes. Hoy os traemos una escapadita a un lugar que casi siempre hemos visto lleno de gente y fiesta, pero que teníamos ganas de visitar con calma: el maravilloso pueblo de Elantxobe.

 

El pueblo vertical

En las fronteras de Urdaibai, si hay algo que llama la atención nada más llegar a Elantxobe, son sus calles empinadas y sus casas en lo alto de la montaña. Es inevitable pensar “¿Habrá gente que suba todos los días hasta ahí? Pero si giras la mirada hacia el lado opuesto también te encontrarás una vista increíble, porque desde cualquiera de sus rincones se puede ver el mar.

No nos queremos alargar mucho en la historia de Elantxobe pero os podemos contar que antiguamente era un barrio de pescadores del vecino Ibarrangelu. Se empezaron a construir casas cerca del puerto para no tener que subir a los caseríos y así, poco a poco, se fue haciendo más grande, hasta que en 1833 se independizó como pueblo.

 

Ruta por Elantxobe

Llegamos a Elantxobe sobre las 11:00 y dejamos el coche a la entrada. Es un pueblo pequeño pero no suele haber problemas para aparcar en el mismo comienzo del puerto. Lo mejor que puedes hacer nada más llegar es dar un paseo por los dos espigones que cierran su costa. Nosotras caminamos hasta el final del último rompeolas, donde se puede ver el imponente Ogoño por su parte este, y una espectacular vista de Elantxobe, que nos enseña toda su verticalidad. También puedes aprovechar para mentalizarte de que sí, vas a tener que subir hasta allí arriba.

La hora del pintxo

 

Estamos en Euskadi y es mediodía, ¿qué toca hacer? Efectivamente, beber algo fresquito y comerse unos ricos pintxos. Os aconsejamos que paréis en el Itxas Etxea, que tiene una terraza chillout en pleno puerto, nada que envidiar a Ibiza. Tienen unos pintxos riquísimos y si además los acompañais con un txakoli de la zona, tendréis el pack completo. Nosotras tomamos en total dos pintxos, un txakoli Agirrebeko y un mostito por 6,40€.

Dónde comer

 

En Elantxobe no hay demasiados sitios donde comer, sobretodo si quieres probar algo de la zona, como un buen pescado. Pero en la misma Itxas Etxe, tienen dos comedores con un buen menú por menos de 20€. Recientemente, han reformado con mucho gusto la antigua cofradía y el edificio blanco con ventanas azules que hay justo al lado. En este último tuvimos la suerte de comer en Madalenas un rico menú lleno de productos de la tierra.

El mejor lugar para una siesta

 

Después de comer nos fuimos directas a uno de nuestros rincones favoritos, la piscina natural. No había practicamente nadie por lo que nos sentimos como unas privilegiadas.

Es el sitio ideal para tomar el sol y refrescarte y, como apenas cubre, es perfecta si vienes con niños o simplemente quieres relajarte. Tiene anchos escalones donde puedes tumbarte a tomar el sol con una bonita vista del puerto justo en frente. Nosotras fuimos ya en septiembre por lo que no sabemos si en pleno verano está muy concurrida o no. Desde luego es un lujo y una maravilla.

¡A callejear se ha dicho!

 

Una vez bajado el calor y la comida ya estábamos preparadas para empezar la escalada, y es que ¡Los vecinos de este pueblo deben tener unos muslos y unos glúteos de acero! No os vamos a mentir, hay cuestas y son empinadas, pero sus callejuelas llenas de casas singulares harán que el esfuerzo sea más llevadero y valga la pena.

Sube por la calle principal (entre todas las calles estrechas hay una algo más ancha) y para en el mirador a ver el puerto. A medida que vas subiendo la vista se va volviendo más y más asombrosa. Después de unos 10 minutos de tonificación pura, llegarás a la plaza del pueblo. Es una plaza bonita, con su frontón, su iglesia y casitas pintorescas con buganvillas en los balcones.

Si sigues un poco más, te encontrarás con la famosa plataforma giratoria. Este pueblito es tan estrecho que han tenido que colocar un sistema para que el autobús pueda dar la vuelta. Ahí mismo encontrarás otro mirador, prácticamente el lugar más alto desde el que podrás ver el puerto pero, ¿qué te parece si lo haces tomándote un café?

Nos habían hablado de un nuevo bar en Elantxobe y no quisimos perder la oportunidad de echar una ojeada. Kraken Restoburger, está justo debajo del mirador, bajando unas escaleritas (o por el ascensor), y tiene una gran cristalera que da también al puerto. Las vistas son espectaculares y además, descubrimos una carta que sin duda iremos a probar muy pronto: buñuelos de algas, pizzas caseras, hamburguesas especiales, todo con productos de caserío y opciones de pan para celíacos. Luego el camarero empezó a hablar de cócteles, crepes… ¡Se nos hacía la boca agua! Así que os aconsejamos que volváis aquí para cenar, pero sobretodo, no dejéis de hacer una paradita durante el día para poder asomaros a su ventana.

 

Puesta de sol a caballo

 

Como ya os hemos hablado en otras rutas anteriores, muy cerca del pueblo de Elantxobe tenéis Elantxobeko Zaldidxek, el mejor lugar para pasear a caballo, por dos motivos: el primero es José y la filosofía que tiene en el trato con estos animales; el segundo son las increíbles puestas de sol que puedes ver tanto en la ruta corta como en la larga, que sube a Ogoño. El precio de la ruta sencilla es de 23€ y podéis contactar a través de su télefono (639 425 283) y de su Facebook.

 

Cómo llegar a Elantxobe

 

Elantxobe se encuentra a unos 15km de Gernika. Para llegar sólo tienes que coger la carretera que va en dirección a Lekeitio y, después de unos 10km, desviarte hacia Ibarrangelu – Elantxobe.

Es una visita que merece muchísimo la pena, por la tranquilidad, el poderte bañar en sus aguas y, sobretodo, por las espectaculares vistas. ¿Te animas?

Si has visitado Elantxobe, cuéntanos tu experiencia en los comentarios 🙂

3 Comentarios
  • ainhoa
    Publicado a las 18:29h, 28 septiembre Responder

    El pueblo ma’s bonito de Euskad.ilos mejores recuerdos de mis veranos de ninez.

    • Urdailife
      Publicado a las 22:31h, 28 septiembre Responder

      Sí que es bonito sí. Qué suerte que haya sido tu pueblo de verano, seguro que lo pasabais genial ?

  • Maximiliano Branton
    Publicado a las 15:00h, 07 octubre Responder

    Nosotros estuvimos con unos amigos extrangers in sumer fue experiencia muy espectacular.. zona elantxobe y urbaibay fantastica,zona privilegiada.

¡Anímate a comentar!