Vistas del puerto, el casino y el pueblo de Mundaka, desde los muelles

6 cosas qué hacer y ver en Mundaka

Una parada obligatoria en vuestra visita a Urdaibai, es conocer el pintoresco pueblo costero de Mundaka; para nosotras, sino es el más bonito, es uno de los más atractivos que encontraréis en toda la Costa Vasca. Así que, tanto si venís de excursión desde Bilbao como si os quedáis unos días por la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, seguro que conocer 7 cosas que hacer y ver en Mundaka es una buena opción a la hora de planificar vuestro viaje. ¡Haya vamos!

1. Un paseo por Santa Katalina

Este rinconcito es uno de los más especiales de Mundaka, desde donde disfrutar del paisaje (que es im-pre-sio-nan-te) con la isla de Izaro y el peñón de ogoño como fondo de pantalla. Solamente con daros un paseo por la península, admirar la ermita de Santa Katalina y sentaros en los pretiles que rodean los acantilados ya es todo un placer. Si vais cuando el tiempo acompaña (que últimamente es casi siempre) os recomendamos ir provistos de un pequeño picoteo y alargar el momento en los merenderos mejor ubicados de la zona. Buen clima, comida, vistas al mar, buena compañía ¿Qué mejor plan?

A la península se puede acceder bien desde el parking del polideportivo, a través de un pasillo entre muros de piedra; o por la nueva pasarela que lo conecta con el puerto. Como propuesta, es buen plan entrar desde el parking y continuar la visita hacía el puerto por la pasarela.

2. De pintxos por Mundaka: pueblo, puerto y tala

Puede ser que estando de vacaciones vuestro plan ideal se aleje mucho que tener que prepara la comida, así que una buena opción es pintxo-potear por los bares del pueblo. Para integraros más en el ambiente del pueblo, os dejamos nuestras dos guías, una para ir pintxos y la otra para ir de bares en Urdaibai. En cuanto a Mundaka, casi que se podría jugar a una yincana para encontrar alguno de los bares escondidos entre las laberínticas calles. Podéis tomároslo como un plan en sí mismo para conocer las callejuelas del pueblo.

Se nos ocurre un recorrido circular. Por ejemplo, empezar desde Goiko Kalea (literalmente “la calle de arriba” en euskera) y después después del primer pote, seguir la ruta por la calle Florentino Larrinaga. Aquí nosotras os recomendamos hacer una paradita en el Bar Ibarralde, que tiene una oferta de pintxos exquisita. Si vuestra visita es en verano, sumamos el Chiringuito de la Tala, y tomaros un Txakoli con vistas a la mejor ola de izquierdas de Europa. Como todavía llevamos dos pintxos con tres potes, ¿seguimos con la cuarta parada? Pues para ello podemos ir o bien al puerto, o a la plaza Lehendakari Agirre. Pero para que no todo sea solamente comer y beber, si queréis daros un capricho os recomendamos pasaros por Mundaka BC, una tienda con alma surfista en la plaza Lehendakari Agirre, que no solamente tiene ropa y complementos, sino que a veces suele tener exposiciones fotográficas muy chulas. Nosotras al menos, no siempre pero muchas veces que vamos a Mundaka, algo terminamos comprando. Y ya para las más animadas, os retamos a encontrar desde este último punto, el bar la Leñera. Y desde ahí volveréis a aparecer en Goiko Kalea.

3. Una buena panorámica de Urdaibai: el mirador de Portuondo

Aunque Mundaka sea un pueblo pequeño, la verdad que cuenta con algunos de los paisajes más representativos de Urdaibai. Entre otras, está la mítica postal de la Ola con la ermita de Santa Katalina al fondo, y una de las mejores panorámicas (no sabríamos decir si en la misma categoría que San Pedro Atxarre) a gran parte del estuario de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

Y es este el punto que os queremos presentar. No tenéis nada más que acercaros al parking del restaurante (y también camping) Portuondo, situado en el barrio que le da nombre, para disfrutar del espectáculo. Y si además, coincide en marea baja, ya veréis que no deja a nadie indiferente. En una caminata de 15 minutos desde la playa de Laidatxu, os plantáis allí mismo y si el esfuerzo os sugiere refrescaros, allí mismo podéis tomar algo.

4. De paseo en barco por la ría

Un plan redondo también sería poder disfrutar del estuario desde dentro. De verdad que navegar por una ría rodeada de montañas, que parecen enormes desde esa perspectiva, es un momento mágico. Urdaibai, además de ser Reserva de la Biosfera, es parte de la Red Natura 2000, como Zonas de Especial Protección de Aves (ZEPA), por lo que imaginaros la vida que hay en de sus aguas y marismas. Aunque no seáis especialmente amantes del avistamiento de aves, nosotras que tampoco lo somos (aunque con el tiempo cada vez más) os aseguramos que merece la pena. Para ello, podéis poneros en contacto con Iñaki Markuekiga de Urdaibai OnQuizás en invierno sea más difícil conseguir el servicio, por las condiciones climatológicas, pero no perdéis nada en intentarlo.

5. Actividades acuáticas – Surf el rey del deporte en Mundaka

Otra opción más activa y más retadora sin duda, es coger una tabla de surf o SUP y lanzarse a la aventura. Desde luego si nos habéis hecho caso con la ruta del pintxo-pote no os vendrá nada mal quitaros la tontera con un poquito de agua fresca del Cantábrico, además de pasar un buen rato. Nosotras conocemos a Gudari Caribe, de cuando nos dio por intentar jubilarnos como surfistas, y siempre que lo hemos recomendado nos han hablado muy bien de la experiencia. Una actividad imprescindible si se quiere vivir la “experiencia Mundaka”.

Surf en Mundaka con Gudari Caribe, actividad en MundakaBaño en el puerto de Mundaka6. Un baño en aguas cristalinas

Mundaka tiene la suerte también de tener unas aguas limpias y cristalina, muy apetecibles sobre todo cerca del verano, para no quedarse como un cubito de hielo. Nosotras si pudiéramos acamparíamos todo el verano en el puerto para pasarnos el día a remojo. Por algo dice una de las leyenda que su nombre viene de “Munda Aqua”, agua clara en latín, de cuando desembarcó aquí la princesa de Irlanda, madre del  primer Señor de Bizkaia. En nuestro post Playas de Mundaka os contamos los sitios donde poder bañaros. Nosotras nos decantamos por la cala de Ondartzape, para ir con tiempo, o sin duda el puerto, para un chapuzón refrescante.

 

Por supuesto, Mundaka tiene más rincones que merecen la pena nuestra atención. Si queréis podéis cotillear la página web de Mundaka Turismo para conocer más puntos de interés, nosotras por nuestra parte lo dejamos para volver a tener el placer de hablaros sobre él.

 

Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!