Top 5 planes de Semana Santa en Urdaibai libres de Covid

¡Semana Santa está al caer! Como sabéis este año nos tenemos que quedar por aquí con eso del cierre perimetral de Euskadi. Pero no preocuparse, seguro que viene el buen tiempo y en Urdaibai los planes al aire libre son muchos. Nosotras os hacemos 5 propuestas con nuestros planes más chachis.

Aquí van los 3 primeros, que podéis hacer el mismo día si os véis con ganas. Todos los detalles sobre las rutas, podéis consultarlos en los post enlazados en cada título ;). En este post os haremos un pequeño resumen para que os vayáis animando.

El primer plan es para gente atrevida con pantorrillitas atómicas, porque ¡atención! que vienen cuestas. Os proponemos ir en bici de Bermeo hasta Forua siguiendo la siempre maravillosa ría de Oka. Aunque siempre podéis parar y tomarlo con calma, ¿preparadas para el reto?

Ruta en bici Embarcaderos de Murueta

Empezamos subiendo una cuesta hacia el mirador de Lamiaran, así que igual tenéis que levantaros del sillín en algún momento, pero os prometemos que tendréis vuestra recompensa en forma de vistas panorámicas. 

Seguimos rumbo a Mundaka donde disfrutaremos de Izaro desde la ermita Santa Catalina. Entonces, nos ponemos dirección Gernika pasando por la Torre Madariaga (Centro de Biodiversidad de Euskadi) hasta llegar a los embarcaderos de Murueta, parada obligatoria para sacar fotos. ¡Ujuu!

El último tramo es muy muy bonito, de nuestros preferidos, porque es entre marismas, con las aguas de la ría a menos de un metro de nuestras ruedas. Seguimos las vías del tren a nuestra derecha y terminamos en la estación de Forua. Final estratégico para coger el tren (opción muy digna, ¡nosotras lo hicimos! y 0 vergüenza) o deshacer lo pedaleado si aún os quedan fuerzas.

El segundo plan puede reengancharse con el primero, porque empezamos nuestro recorrido desde la estación de Forua. Recorreremos pasarelas de madera que pasan por la mitad del estuario. Esta zona húmeda es el corazón de la Reserva de la Biosfera y es como adentrarse en una explosión verde. 

 Las pasarelas llegan al llamado Corte de la Ría de Gernika-Lumo y desde allí tenemos que elegir la ruta “Muruetako punta” (veréis los carteles con las direcciones en el primer cruce) hasta cruzar un puente rumbo a Kortezubi. La campiña y sus baserris nos dan la bienvenida. ¿Listas para el siguiente tramo?

3. Los encantos de Gautegiz-Arteaga

Pasando primero por el pueblo de Kortezubi podemos llegar al precioso pueblo de Gautegiz-Arteaga. Es un buen sitio para descansar un poco porque merece la pena hacer varias paradas. Este plan es perfecto para observar aves, ya que estamos en época de migración y muchas paran en las marismas a descansar. ¡Pájaros a la vista! Así que podéis llevar unos prismáticos. Os recomendamos hacer la pequeña ruta circular PR-BI 163 Gautegiz-Arteaga.

 Estas son las paradas que os recomendamos en esta ruta:

En caso de que vengáis de la ruta de Kortezubi, os sugerimos ir hacia el Barrio de Zelaieta y parar en Urdaibai Bird Center sobre el humedal de Orueta. Estamos en época de migraciones y a más de 250 especies de aves les gusta hacer su parada técnica aquí. Los miradores y la torre del edificio os darán la vista perfecta para cotillear todo tipo de aves. Así que freaks o curiosos de las aves: ¡parada obligatoria! En el interior del edificio podéis encontrar mucha más información antes de llegar a los observatorios, por lo que llegaréis expectantes.

Observatorio de Ozollo: seguir cotilleando a nuestros amigos voladores

Tampoco os podéis perder más adelante las vistas al aire libre desde el observatorio de Ozollo, en el norte del humedal. Tiene una de las mejores panorámicas de las marismas, prepara la cámara. Desde aquí puedes seguir al barrio de Islabekoa. De camino, os encontraréis dando un paseo por la campiña de Urdaibai muy cerca de las marismas. Hasta llegar a dos joyitas de este reino, os las describimos a continuación.

Ermita de San lorenzo de Isla y Molino de marea Ozolloerrota

Bajando por un sendero algo escondido desde la carretera en dirección Laga-Laida, nos encontramos con la Ermita de San Lorenzo o San Lonzo. Lo más especial de este edificio, parte del patrimonio de Urdaibai, es su ventanal prerrománico del siglo XI. Os invitamos a descansar un ratín debajo de los árboles o sentada como Nerea en la foto (no pierde oportunidad para morenearse).

Disfruta también desde aquí las vistas al caserío Argaizburu. Ya luego puedes bajar un poco más por el sendero y echar un ojo al molino de marea de Ozollo. Si te entran ganas de entrar, lo sentimos, es propiedad privada.  Pero verlo por fuera a los pies del humedal no es moco de pavo y también podéis cruzar a la campa vecina para verlo desde otra perspectiva.

Los dos siguientes planes que os presentamos os van a llevar más tiempo, así que os recomendamos hacerlos en diferentes días. Como en las demás propuestas para Semana Santa, tenéis todos los detalles en nuestro post linkado al título.

Arratzu-Mendata PR-BI 167 es una ruta-sendero llena de encanto y ¡muy fácil de hacer! Está cerca del río Golako, entre los barrios de Elexalde-Arratzu y Zarra (Mendata). Os iréis encontrando con paisajes espectaculares, como el robledal de Zarra y su antigua calzada de los siglos XVI-XVIII, el cauce del río de Golako rodeado de bosque, el puente de Artzubi, la casa torre de Montalban, la ermita de San Pedro, la iglesia de Santo Tomás de Arratzu, la ferrería de Olazarra… Paisaje, naturaleza y cultura a tutiplen.

 Estas son las paradas que os recomendamos en esta ruta:

Tenéis 2 opciones de ruta: 

Podéis empezar por el camino de Elexalde y Zarra, cruzar el puente románico de Artzubi. Por cierto, por este puente pasa la variante costera del Camino de Santiago y es perfecto para echar unas fotos mágicas. Después nos adentraremos en un precioso robledal y llegaremos hasta Zarra. De aquí podemos seguir el Camino de Santiago de la costa hasta Santo Tomás de Arratzu. Por el camino os invitamos a desviaros 3 km para disfrutar de las mejores vistas del recorrido: las de la torre Montolan del siglo XVI.

Otra opción es recorrer la ribera del río Golako, en el que había molinos y ferrerías. Hoy en día se puede  ver la vieja ferrería de Olazarra y su presa. Desde allí volveríamos a Elexalde y a quedarnos embobadas con las vistas del valle de Arratzu desde la Iglesia de Santo Tomás. Si ya tenéis hambre a esas alturas la Herriko Taberna está genial para un tentempié o menú casero.

Este plan nos lleva a un punto estratégico para ver todo el estuario de la Reserva de la Biosfera Urdaibai: la Torre Madariaga. Esta casa torre banderiza del siglo XV en el pueblo de Busturia acoge el centro Ekoetxea Urdaibai. Aquí podemos ver una exposición permanente llena de contenido interactivo y audiovisual sobre el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad. Atentos a las fechas en las que iréis porque organizan actividades superinteresantes: desde cursos de cocina a excursiones por la reserva. Consulta todas las actividades aquí.

Vista del edificio de Ekoetxea, Torre Madarriaga.

Y para seguir con el día, no os podéis perder las visitas guiadas de la bodega-baserri Txakoli Amunategui. Incluyen cata de Txakoli elaborado de forma tradicional acompañada de productos gastronómicos típicos de la zona de Urdaibai. Todo sostenible y rico rico. Puedes reservar tu visita para Semana Santa aquí.

Caserío de la bodega Amunategi en Busturia (Urdaibai, Euskadi)

Otra opción es recorrer la ribera del río Golako, en el que había molinos y ferrerías. Hoy en día se puede  ver la vieja ferrería de Olazarra y su presa. Desde allí volveríamos a Elexalde y a quedarnos embobadas con las vistas del valle de Arratzu desde la Iglesia de Santo Tomás. Si ya tenéis hambre a esas alturas la Herriko Taberna está genial para un tentempié o menú casero.

La producción de una de nuestras bodegas preferidas es pequeña, pero muy antigua. Como nos contó el dueño Antón Aranburu en una de nuestras muchas visitas, porque el sitio es irrepetible, le consta que se produce Txakoli desde 1812.

¿Qué os parecen estos 5 planazos llenos de historia, cultura y naturaleza? Combinarlos como queráis, desconectar y pasarlo en grande. Que este año lo merece más que nunca. Y es que en nuestro rinconcito preferido del mundo nunca paramos de encontrar cosas nuevas que hacer.

Te puede interesar conocer gustar leer apetecer cotillear entretener un rato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *