Parque de los pueblos de Europa en Gernika

Entre los muchos sitios con encanto que encontramos en Urdaibai, hoy os proponemos un agradable paseo por un pequeño bosque dentro de Gernika-Lumo, que se encuentra junto a la emblemática Casa de Juntas, sede actual de las Juntas Generales de Bizkaia y con un nombre de lo más comunitario: El parque de los Pueblos de Europa.

Y es que a este lugar todas las estaciones le sientan bien, pero sin duda el otoño y la primavera son sus looks favoritos. En concreto en Otoño, los árboles se ponen coquetos y sacan sus mejores galas de intensos colores rojos y anaranjados. Los suelos, o se convierten en acolchadas camas de hojas secas, invitándote a hacer el ángel, o en clásicos jardines por los que apetece bajar corriendo como si fueras Heidi.

Este pequeño rincón en medio de Gernika ofrece diferentes paisajes, pero destaca sin duda la representación de los cuatro ecosistemas de la Euskadi Atlántica, donde podréis ver árboles autóctonos de la zona, como hayas, robles o encinares, y también un pequeño riachuelo que atraviesa estos ecosistemas y termina en un estanque con patitos. Nosotras, que somos como dos niñas, nos pasamos un buen rato viéndolos nadar, pelearse, bucear ¡o incluso volar!


Dentro del mismo parque se encuentra el Museo Euskal Herria, que ocupa el precioso Palacio Alegría, antigua residencia del Conde de Montefuerte. Como curiosidad, éste palacete tenía un jardín botánico en el que había un árbol de cada uno de los países que visitaban sus hijos, que trabajaban como cónsules y diplomáticos. Todavía se conservan bastantes ejemplares. 

Algunos de los puntos más interesantes a nivel cultural son dos gigantes sorpresas: las esculturas de Chillida “Gure aitaren etxea” (La casa de nuestro padre) y Henri Moore “Large Figure in a Shelter” (Gran imagen en su refugio). 

La escultura de E. Chillida construida en 1988, fue pensada para que su gran “ventana” encuadrara el símbolo de las libertades vascas, el Árbol de Gernika.

Por otro lado, la obra de Henry Moore fue trasladada a Gernika el mismo año que se inauguró el parque, en 1991, y forma parte de la colección “War Helmets” que el artista inició durante la II Guerra Mundial.

Detrás de estos dos monstruos artísticos (en el buen sentido de la palabra) está el Palacio de Udetxea, antigua casa de verano del que llegó a ser presidente del consejo de ministros con Alfonso XIII: Manuel Allende Salazar y Muñoz de Salazar (era también rico en apellidos). Imaginad cuánta gente histórica pasaría por esa casa; pero de esto os hablaremos otro día con más detalle, porque da para mucho.

Volviendo al parque, no puede pasar desapercibido el busto “Monumento a las víctimas de Oradour-sur-Glane” de Apel Les Fenosa y su triste historia. Se trata de la Matanza de Oradour-sur-Glane (Francia), que fue el resultado del ataque nazi contra civiles indefensos el 10 de junio de 1944, donde murieron 642 personas. Conócela pinchando aquí.

Pero temas tristes a parte, este es un lugar ideal para un paseo lleno de naturaleza y cultura después de una rica comilona (porque en Urdaibai, como en el resto de Euskadi, se come de fábula). Relajaos con su ambiente tranquilo y con el sonido del riachuelo y ¡Olvidaréis que estáis en medio de una ciudad!

2 Comments
  • Txato Etxaniz
    Posted at 19:05h, 03 diciembre Responder

    Preciso texto!!!

    • Urdailife
      Posted at 17:43h, 04 diciembre Responder

      Como siempre, muchas gracias por los datos Txato 🙂

Post A Comment