Museo Euskal Herria en Gernika

Qué mejor plan para un día de lluvia o una mañana de invierno, que hacer una pequeña visita cultural, que tampoco viene mal de vez en cuando.

Esta semana nos hemos acercado a un rinconcito de Gernika al que le teníamos muchas ganas, y no nos ha defraudado: el museo Euskal HerriaOcupa un edificio muy bonito, el palacio de Alegría, que tuvo la suerte de salvarse del bombardeo y que actualmente es propiedad de la Diputación de Bizkaia. Su filosofía es la de mostrar la cultura, historia y política de este pequeño lugar del mundo llamado Euskal Herria.

Una vez hayáis comprado la entrada, que cuesta 3€ (o 1,5€ para menores de 26, pensionistas, etc.) os pasarán a una sala en la que veréis un vídeo sobre Euskal Herria, “Un pequeño país de grandes contrastes que tiene su lengua propia”, con imágenes idílicas, pero a la vez tan reales como las que vemos en Urdaibai día a día. Habla de sus habitantes y de cómo ha evolucionado esta sociedad desde hace más de 6000 años: cómo vivían, cómo pasaron a la agricultura y la ganadería, cuándo llegaron los romanos, los vikingos, la edad del hierro, la etapa industrial… “Un país de hierro, de mar, de tierra, de madera y de cemento. Un país viejo y joven, pequeño pero rico, que mantiene su identidad para formar parte del mundo”.

 

0. Maquetas, mapas y arte prehistórico

 

En la misma planta, hay una sala de maquetas preciosas, entre las que podréis ver los caseríos típicos de cada zona y construcciones como catedrales e iglesias.

La parte central la ocupa un espacio pequeño dedicado al paleolítico en el que encontraréis piezas reales de huesos y puntas, esquemas de las eras geológicas y edades prehistóricas, volviendo la vista 15000 años atrás.

Esta sala está rodeada por una impresionante galería de mapas, cartas topográficas e instrumentos de navegación, algunos antiquísimos, que parecen sacados del mismo barco de Elcano.


Trip Advisor

1. Viajes, política y fueros

 

Subiendo al primer piso empieza la chicha. Justo en la entrada un cartel gigante a favor de la recuperación de los fueros nos da la bienvenida. ¿Que, qué es eso de los fueros? En esta sala os enteraréis de todo.

Nada más entrar os recibirá un vídeo en varios idiomas sobre la historia de los territorios. A partir de ahí un repaso por cada uno de ellos os hará expertos en Euskal Herria.

Más adelante hay una sección llamada Euskadi en el Mundo, en la que podréis conocer a través de grabados y litografías detalladísimos y preciosos, las rutas que salieron desde aquí, en qué año se llegó a cada lugar y cómo eran esos recorridos. Porque los vascos otra cosa no, pero viajeros han sido, y si rebuscáis un poco en la historia, los encontraréis subidos en todos los barcos que han vivido grandes aventuras. El viajero más conocido es sin duda Juan Sebastián Elcano, de hecho, hay una sala en esta planta con un enorme cuadro dedicado a él y a otras figuras importantes como Unamuno.

Y por último, un espacio con libros, documentos y carteles electorales sobre los fueros. En 1931, durante la República, se empezó a impulsar la idea de recuperar los fueros, que se habían anulado en 1839. En el último espacio de esta primera planta, encontraréis libros, documentos y carteles electorales de ese momento, rodeados de retratos de sus protagonistas. Nos ha parecido una buena forma de conocer el origen de los fueros y su importancia.

 

2. Cultura, euskera, deportes y creencias

 

La segunda planta ha sido para nosotras la más amena y curiosa. Para empezar, llenamos la barriga con un espacio dedicado a la gastronomía y los productos típicos. Justo después se encuentra una zona donde el deporte es el protagonista: sokatira, pelota, remo y una muestra de cestapuntas antiguas muy curiosa. No olvidéis pasar por una entrada escondida que os llevará a una sala con proyecciones en dos paredes, donde sentiréis el ambiente de eventos de herri kirolak (deportes tradicionales).

Más adelante se habla del euskera, con una galería de retratos de sus protagonistas: escritores, poetas, cantautores, como Indalecio Bizkairrondo Ureña o Toribio Altzaga Anabitarte. En una de las secciones se explica la tradición de los bertsos y se expone la txapela de Andoni Egaña. Para los que no conozcáis esta peculiar tradición de Euskadi, podéis echar un vistazo aquí, aunque lo mejor es que, si tenéis la oportunidad, os acerquéis a vivirlo en vivo y en directo porque, aunque no entendáis nada, la experiencia es muy interesante.

Y por último terminamos con tradiciones y fiestas. Por un lado, con las leyendas y creencias de Euskal Herria, que aunque casi siempre tienen que ver con la religión, tienen un trasfondo pagano muy fuerte. Por otro lado, más buen rollero, la danza y el folclore donde podréis escuchar música típica y ver los instrumentos con los que lo damos todo en las fiestas.

Como en cualquier museo de historia, hemos echado de menos a las mujeres, que sólo aparecen en contadas ocasiones y en las secciones de cultura y tradiciones. Y nos acabamos dando cuenta de que, por muy matriarcal que pensemos que es la cultura vasca, al final, como siempre, los protagonistas de los que queda huella en la historia, siempre acaban siendo masculinos.

Aún así, os aseguramos que saldréis por la puerta con una lección de historia bajo el brazo, de cómo vivía y cómo era este pueblo en la antigüedad. Como dicen en su web “Si usted se interesa por Euskal Herria, este es el lugar perfecto para seguir sus huellas”. 

Horario

  • Lunes cerrado, excepto último lunes de octubre y festivos
  • De martes a sábado: 10:00-14:00 / 16:00-19:00
  • Domingo: 10:30-14:30
  • Domingos de julio y agosto y festivos: 10:30-14:30 / 16:00-19:30
Precio

  • General: 3,5€
  • Reducida: 1,50€: -26 años, +60 años, personas con discapacidad, desempleados/as, pensionistas, familias numerosas, grupos de 10 o más personas, peregrinos/as y Nekatur txartela
  • Escolares en grupo: 1€
Servicios

  • Audio-guías gratis: inglés, francés, castellano y euskera
  • Exposiciones temporales
  • Visitas guiadas gratis (cita previa)
  • Actividades didácticas para escolares y familias (cita previa)
  • Accesos adaptados
Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!