Playa de Laida con Ogoño al fondo. Día de surf

Las Playas de Ibarrangelu

Si estáis pensando en pasaros por Urdaibai para disfrutar de largas horas en la playa jugando a palas, dando interminables paseos por la mullidita arena, haciendo surf, SUP… o simplemente relajaros en un entorno inigualable; quedaos, que habéis acertado.

En la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, hay dos de las playas más conocidas de Bizkaia, y nos atrevemos a decir que en Euskadi también. Son playas bonitas, largas y con mucho juego que dar. Hablamos obviamente de Laga y Laida que, aunque mucha gente no lo sabe, son parte del territorio de Ibarrangelu. Y si lo que buscáis es una calita apartada, de esas a las que llegar es tarea difícil, pero que merecen la pena, no sigáis buscando: Ibarrangelu lo tiene todo.

Laida

 

La playa de Laida es una especie de arenal dinámico; cada año las fuertes mareas del invierno cambian su apariencia, dejándonos a todos expectantes ante la nueva forma que tendrá el siguiente verano. Además de esos cambios anuales, en un mismo día podemos encontrarnos con dos playas distintas: en bajamar, se convierte en un arenal kilométrico, ideal para un paseo interminable (hay años en los que incluso se puede ir andando hasta la Laidatxu en Mundaka); y en pleamar, el cambio es casi increíble; se podría decir que solamente queda en la superficie un tercio del total.

Si vuestro plan ideal de playa combina estar a la bartola con algo de actividad, Laida es el lugar ideal. Podéis practicar desde surf, en la parte expuesta a mar abierto, hasta kayak y paddle surf en la parte interior. ¿Os apetece? Contactad entonces con Mikel de Laida Kanoak, para paseos en kayak, o con Ur Urdaibai si lo vuestro es el surf o el paddle surf.  

Pero centrémonos en la playa y vayamos a por los datos prácticos, que a eso hemos venido. Nuestras recomendaciones:

Colocar la toalla

 

Ya que hemos mencionado las mareas, es importante deciros que pongáis la toalla en arena seca. De esa forma, os aseguráis de que, aunque estéis dando un buen paseo, vuestras cosas están a buen recaudo. La playa es muy plana, y a nada que empiece a subir la marea, lo inunda todito todo.

 Seguridad ante todo

 

Siguiendo con la temática de las mareas, es conveniente mencionar las corrientes. Cuando la marea está en transición (subiendo o bajando), la fuerza de las corrientes en la ría es muy fuertes y pueden llegar a meterte ría adentro en pocos minutos, o incluso empujarte hacia mar abierto. Por tanto, haced mucho caso a las recomendaciones de los socorristas y si queréis aseguraros un baño seguro, mejor remojaos en la parte norte de la playa, es decir, mirando hacia la misteriosa isla de Izaro.  

 Dónde comer

 

Para llenar el buche hay varias opciones. A nosotras nos encanta ir al bar MarMar, con ricas opciones para comer: desde pintxos y deliciosos platos, hasta bocadillos; y nuestra favorita, la hamburguesa vegetariana. También nos gusta tomarnos una caña en la terraza del bar Atxarre, donde hay también raciones y ricos pintxos. De todos modos, no son los únicos lugares a los que podéis ir, hay bastantes opciones por la zona.

 Cómo llegar

 

La verdad es que Laida cuenta con varias formas para llegar, por tierra, mar y…. no, aire de momento no 😉 

   Coche

Lo primero, mencionar que en verano aparcar el coche es una odisea y podéis terminar tirandoos de los pelos y desistiendo en el intento. En cualquier caso, llegando desde Gernika no hay pérdida, son unos 20 minutos y en todo momento está indicado. Tenéis que coger la BI-2238 hasta llegar a un cruce de tres salidas y coger la de la izquierda, continuando por la BI-3234 hasta llegar al parking de la playa.

   Ferry

Si da el caso de que estáis alojados en el otro lado de la ría, desde Mundaka, concretamente desde el muelle de Txorrokopunta, el bote Urdaiferry realiza un recorrido regular entre los municipios de Mundaka, Pedernales (isla de Txatxaramendi) y Ibarrangelua (playa de Laida). El horario es de 10h a 20h y es una muy buena opción para visitar la otra ribera sin las complicaciones de los atascos y el estrés que supone encontrar un huequito para el coche.

   Bus

La verdad es que la movilidad en transporte público por la margen derecha de la ría es algo que puede mejorar. Aún así, y solo de junio a septiembre, podéis coger la  línea A3526 (Gernika-Laida-Laga-Ibarrangelu) a las 09:35, 12:05, 15:35 y 20:35 (cada media hora). Es una pena, pero los findes de semana y los festivos no hay servicio.

 

Laga

 

Su belleza es indiscutible, y es que Laga se encuentra justo a las faldas del peñón de Ogoño, lo que la hace una de las playas más fotografiadas de Euskadi. No solo destaca por su encanto, al estar orientada al mar abierto, es un auténtico paraíso para los surfistas, y eso hace que el ambiente sea de lo más surfer. De hecho, si os gusta el rollete, podéis iniciaros con Laga Surf Camp. Nosotras probamos esta aventura (lo hizo Sara), por lo que si preferís usarnos como conejillas de india y ver cuál fue nuestra experiencia, podéis visitar nuestro post “Surf para principiantes en Urdaibai”. El primer día es difícil tener estilo, pero os lo pasaréis pipa.

Y como en Laida, aquí van nuestras humildes recomendaciones para pasar un día en Laga:

 Colocar la toalla

 

Como muchas playas en verano, esta también suele estar muy abarrotada, pero siempre hay zonas un poco más alejadas que permiten distanciarse de la multitud. En tal caso, lo mejor es ir a la parte izquierda y andar un poquitín, más allá de la famosa piedra, hasta encontrar vuestro hueco ideal. Y como siempre, ¡Alerta mediterráneos! Nada de dejar la toalla pegadita a la orilla y en arena mojada. En Laga no solo se os pueden mojar las cosas, sino desaparecer con el oleaje, ¡Imaginad que faena!

 Seguridad ante todo

 

Si las playas de la ría tienen el peligro de las corrientes, en Laga son las olas y la resaca las que pueden darnos un buen susto. Por ello, fijaos bien en qué bandera ondea para estar seguros de que, cuando el calor apriete y el agua fresquita os tiente, no estáis entrando por donde no toca. Por lo general, cuando hay bandera roja, los socorristas delimitan una zona de baño, y queda prohibida la entrada al agua por cualquier otro lugar.

 Dónde comer

 

Hay tres chiringuitos, de los cuales dos (los de los extremos) solo están abiertos en verano; y el del centro de la playa, el Toki Alai, es el que vigila la playa durante todo el año. Nosotras siempre que vamos a Laga (menos de lo que nos gustaría) vamos a este último y nos tomamos una cervecita y alguna ración. Nunca hemos comido allí, cosa que tenemos pendiente, pero nuestras fuentes nos han hablado bien, y si además le sumas esas vistas, el menú mejora considerablemente.

 Cómo llegar

 

   Coche

A Laga se llega por la misma ruta que a Laida, cogiendo la BI-2238 y continuando por la BI-3234. En este caso, solo hay que seguir un poco más la carretera hasta llegar a la entrada, en plena curva, a mano izquierda. En cuanto al parking, la playa tiene uno bastante amplio, pero por lo general está lleno de furgos que acampan allí (aunque no esté permitido). Por eso, en temporada alta, el espacio pocas veces es suficiente para todos los que se acercan a disfrutar de un día de verano. En los meses de julio y agosto, sobre todo los fines de semana, la carretera a Laga está repleta de coches; así que probablemente esta sea la alternativa que os toque coger.

   Bus

El autobús que llega a la playa, es el mismo que pasa Laida, la línea A3526. Hay otra alternativa, que es coger las líneas A3513 y la A3526 (ambas desde Gernika) que paran en Ibarrangelua y después caminar hasta Laga (15 minutos). Aquí os dejamos enlace para que cotilleéis los horarios.

 

Antzoras

Antzora

 

Y he aquí la mini playita de Antzoras, una hermosa cala nudista, de arena oscura y rocas. No es la playa ideal para pasear (solo tiene 50 m de longitud), pero es un espacio excelente para estar a vuestro aire, ya que la gente que la visita busca eso mismo: relajarse y alejarse de la multitud. También es un buen lugar para practicar submarinismo.

 Cómo llegar

 

Al igual que Laida y Laga, se puede llegar cogiendo la carretera BI-3234 sentido Ibarrangelu. Para aparcar, en verano, tendréis el mismo problema que en Laga, por lo que seguramente os toque hacerlo en los márgenes de la carretera. Eso sí, por mucho que se haga la vista gorda en esta época del año, intentad dejar el coche de forma que moleste lo menos posible. Una vez con los pies en el suelo, debéis coger un sendero que desciende unos 500m a pie, hasta llegar al paraíso.

En esta ocasión, no hay sugerencias sobre dónde comer, ya que la calita no cuenta con chiringuitos. Lo mejor es que, antes de decidir bajar, llenéis bien la barriga o hagáis acopio de comida. Tampoco cuenta con puesto de socorrismo, por lo que mucho ojo con meterse al agua cuando la mar está revuelta. 

 

Eso es todo amigos. Esperamos que la información sea útil y, como siempre, para cualquier sugerencia o duda que tengáis, estaremos deseosas de leeros en los comentarios 🙂

Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!