Aurresku en la plaza de Taraska, en Bermeo

Las fiestas de Bermeo – Bermeoko Jaiak (parte 1)

Septiembre para muchos es sinónimo de volver a la rutina y retomar el trabajo, pero si sois afortunados de esos que aprovechan este mes para coger vacaciones y habéis elegido acercaros a Urdaibai, no podéis perderos la traca final del verano: las fiestas de Bermeo. La juerga y el buen ambiente están asegurados así que os recomendamos que os acerquéis y disfrutéis del carácter más animado y auténtico de los bermeotarras.

Muchas veces uno se siente un poco fuera de lugar en las fiestas de un pueblo que no conoce, pero no os preocupéis, os contamos y os aconsejamos cómo disfrutar al máximo de vuestra visita.

Para empezar, lo más importante: si queréis ser uno más, meted en la maleta una camiseta azul mahón (azul marino). Éste es el uniforme básico y es muy raro ver a alguien vestido de otro color en los días grandes. Si se os olvida o no tenéis, veréis en los escaparates de casi todas las tiendas ropa con este tono; sumadle un pañuelo típico y ¡ya estáis listos para empezar!

 

Qué hacer en fiestas de Bermeo

Las fiestas de Bermeo (Bermeoko Jaiak) empiezan el día 7 de septiembre y se alargan hasta el 16, por lo que cada año cuadran de forma distinta y la programación varía. Este año 2017 los días principales caen en sábado… ¡El ambiente está asegurado! Aquí el programa de fiestas 2018

 

7 de Septiembre – Chupinazo

Bajada de Almike

 

El comienzo de fiestas lo marca normalmente la bajada de Almike. Esta bajada tiene su origen en que antiguamente las cuadrillas se reunían para hacer fiesta y comer en el barrio de Almike, aprovechando que también son sus fiestas. A media tarde bajaban a Bermeo para seguir con la marcha y ver los fuegos artificiales. Se formaba una rúa en la que cada grupo iba vestido con los mismos sombreros, disfraces e incluso alguna carroza.

Comienza en el barrio de Almike, hacia las 18:30 de la tarde, y baja por la carretera, pasando por Askatasun Bidea, hasta llegar a la zona de Txosnas, en el parque. Es una bajada que depende totalmente de las cuadrillas por lo que ha habido años en los que ha sido muy animada, con carrozas con música, gente disfrazada, vecinos tirando cubos de agua desde los balcones etc. y otros en los que ha habido menos ambiente.

Foto: Bermeoko Udala

Presentación de Xixili – Goiko Plaza 21:50

 

Si decides disfrutar de estos días, te darás cuenta de que hay una melena rubia que no falta a ninguna actividad. Cualquiera se extrañará si no sabes que se trata de Xixili, la reina de las fiestas, que hace referencia a la sirena más famosa de Bermeo. Xixili es una escultura de José Luis Butron que da la bienvenida a los marineros que entran en el puerto. Representa la leyenda de las lamias que enamoraban a los pescadores para luego llevárselos a Ogoño o Izaro (según la versión) y ahogarles. A Xixili no se lo tenemos en cuenta y nos encanta que nos acompañe en estos días. Es tradición también coger un pelo de su cabellera y llevarlo atado a la muñeca durante todas las fiestas. Su presentación es la antesala al chupinazo.

 

Chupinazo – Goiko Plaza 22:00

 

El chupinazo empieza, como en muchos pueblos, con el pregón de la alcaldesa, la izada de la ikurriña y el momentazo del cohete, que segundos después destapa los corchos de las botellas de cava, los abrazos, los besos y la fiesta. Si veis que la gente empieza a cogerse de las manos, no os despistéis y enganchaos a ellos para no perderos una de las tradiciones más típicas de Euskadi, los aurreskus. Además de dar nombre a la típica danza que veréis en las bodas y para dar la bienvenida en los actos oficiales, también se le llama así a los enormes corros que se forman en fiestas para bailar al son de las fanfarrias. Muy importante: no te agobies, a veces la cosa coge velocidad; y no se te ocurra meterte ahí con chanclas, si pierdes una irá volando de mano en mano hasta que termine la música.

Cuando nos cansamos de dar vueltas y vueltas, se forma una bajada que, acompañada de la banda de música, nos lleva hasta el parque, donde se juntan todas las comparsas y la gente baila delante de las escaleras de San Miguel ¡Que no te sorprenda ver a un montón de bermeanos bailando Paquito Chocolatero!

 

8 de Septiembre. Día de Andra Mari

Si habéis guardado algunas fuerzas después del txupinazo, os proponemos que subáis al barrio de Almike que también está de fiestas estos días. Allí se juntan durante la mañana del día 8 comparsas de gigantes y txistularis, bandas de música y grupos de dantza, una ocasión perfecta para ver de cerca muchas de las tradiciones de esta zona de Euskadi.

En caso de que os quedéis en el centro del pueblo, también tenéis pasacalles por el Casco Viejo y mucho ambiente. Tened cuidado con los Buruhandis (cabezudos), que si os pillan desprevenidos, ¡os darán un buen susto!

Por último, para cerrar el día, un imprescindible que no puede faltar: Los fuegos artificiales. Aunque para algunos sean “lo de siempre”, se sorprenderán si saben que ésta es la parte de las fiestas que nunca ha faltado y hay constancia de fuegos artificiales en Bermeo ¡¡desde el siglo XVII!! Además esta año son algo especiales, ya que van acompañados de música. 

Al acabar los fuegos acercaos al parque y a la zona de Txosnas donde habrá conciertos y música.

9 de Septiembre. Día del Marinero

El Día del Marinero es el día por excelencia para los bermeanos, una fiesta para todas las edades y durante todo el día. No te asustes si te encuentras hordas de mareas azules que invaden las calles, con esos “gritos” (irrintsis) que te pueden sacar de tu asombro en cualquier momento, o con el alboroto de los bailes y fanfarrias por las calles del Casco Viejo.

En muchas cuadrillas, sobretodo las más mayores, veréis como los hombres van con sus fanfarrias por un lado, y las mujeres por otro. Quizá tenga que ver con que antes, ahora ya menos, las cuadrillas estaban divididas por género y los planes se hacían por separado. Si lo pensamos bien, es una buena ocasión para despegarte de tu pareja y disfrutar al máximo, sea como sea tu cuadrilla.

 

Bajada del día de Marinero – 13:30 desde Goiko Plaza

 

Aquellos valientes que estén dispuestos a darlo todo, se juntan en la plaza del ayuntamiento y guiados por diferentes fanfarrias bajan por las calles hasta la Plaza de Taraska para seguir con los aurreskus. Os invitamos de nuevo a que no os lo perdáis, porque es toda una experiencia. No os preocupéis, que en ese jaleillo estamos todos mezclados y encantados de ver caras nuevas.

En los últimos años el protagonista de esta bajada es el polvo de talco, aunque desde el ayuntamiento está totalmente prohibido (es peligroso por los resbalones, personas con problemas respiratorios, etc.). No sabríamos decir de dónde viene esta extraña tradición, pero el hecho es que, según va avanzando la mañana, el color azul de la ropa de las cuadrillas, se va volviendo más y más blanco. La bajada es el momento culmen de los polvos talco, así que no os enfadéis si termináis un poco “empolvados”… ¡Ah! Y no descartéis que durante la bajada se grite ¡Ure, Ure!, y de repente alguien desde alguna ventana eche un balde de agua. Como poco, éste es un día curioso para acercaros a Bermeo y ver el carácter de los bermeanos en todo su esplendor.

Qué hacer a la hora de comer

 

Después de la bajadas, las fanfarrias siguen por las calles, más que nada en el parque la Lamera y en el Puerto Viejo. Aproximadamente sobre las 15:30h – 16:00h las cuadrillas van a comer y el pueblo se queda bastante vacío, hasta las 18:00- 19:00h, cuando salen los primeros, con energía, a darlo todo. Si decidís quedaros para ver la segunda parte del día, tenéis que saber que el tema de la comida está complicado. Todos los restaurantes del pueblo están ocupados, e incluso los de los pueblos de alrededor. Intentaremos darte algunas alternativas sobre dónde comer:

– Si el día acompaña, lo mejor que podéis hacer es ir a la Tala, con bocadillo y alguna ración que podéis pedir en los diferentes bares del pueblo. Además es una buena opción porque muchas cuadrillas deciden comer en los merenderos de la Tala y podréis seguir disfrutando del ambiente.

– En algunos bares más pequeños (fijaos en los que no tienen comedor o capacidad para comidas de cuadrillas) os servirán con mucho gusto raciones, platos combinado o incluso menú. Si tenéis la posibilidad, reservad a primera hora de la mañana o, aún mejor, los días anteriores.

 

Elektrotxaranga – Casco Viejo 21:30

 

Por la noche, a eso de las 9, podrás conocer un poquito más a fondo las plazas y rincones del Casco Viejo si decides unirte a las Elektrotxarangas. Se trata de pequeñas carrozas con música situadas en diferentes puntos del pueblo. Al final, todas se juntan en las Txosnas terminando esta parte de la fiesta con música en común y todos bailando a su ritmo ¡Muy divertido!

10 de Septiembre – Tercer día de Andra Mari

Cada 10 de Septiembre se hace una ofrenda en San Juan de Gaztelugatxe a la Virgen de Begoña, por tierra, mar y aire. ¿Por mar? ¿Por aire? Sí, y el motivo es que esta vírgen es muy peculiar. En 1963 se colocó en su honor, a 12 metros de profundidad, una escultura de bronce de 1,20 metros. Se dice que éste monumento es en honor a los marineros y buceadores que mueren en el mar, especialmente a los de la Galerna de 1912. Existe una réplica de la figura en la capilla de los franciscanos de Bermeo.

Como éste es un día bastante tranquilo, podéis aprovechar la tarde para sumergiros en la cultura euskaldun viendo deportes rurales (18:00 en el Frontón Artza) o el festival de Bertsolaris (22:00 en el Frontón).

Esto son sólo los 4 primeros días de fiestas ¡Muy intensos! Podéis ver el resto de días aquí.

Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!