Itzulia, la vuelta a Euskadi pasa por Urdaibai

De sobras es conocida la afición de los euskaldunes por el ciclismo, no hay más que salir un domingo por cualquier carretera secundaria o echar un vistazo a las ikurriñas (banderas de Euskadi) que animan carreras como el Tour, el Giro o la Vuelta a España. Cómo no íbamos a tener entonces un evento como la Itzulia: la vuelta a Euskadi.

 

Esta batalla se juega en seis etapas en las que se rueda tanto por la costa, como por el interior. Más de 800km pisando tierras de Alaba, Bizkaia y Gipuzkoa. Por supuesto, no podía dejar de visitar un año más Urdaibai, donde los corredores no solo van a encontrarse un paisaje espectacular, sino que van a sufrir un poquitín en algunas de sus cuestas.

(Hemos pillado a la grupeta de Bermeo, que el finde antes de la Itzulia se han animado a hacer el tramo que recorrerá Urdaibai y nos han regalado algunas imágenes)

 La grupeta de Bermeo haciendo el recorrido de la etapa 2 a su paso por Urdaibai

Estrellas sobre dos ruedas

Si sois de los que ven el ciclismo (aunque de vez en cuando deis una cabezadita), sabréis que la vuelta a Euskadi no es una competición menor, y es que participan en ella los ciclistas más tops del mundo. Nombres como Nairo Quintana, Mikel Landa, Adam Yates, Romain Bardet, Vincenzo Nibali o Richie Porte van a darse un paseo por nuestras tierras a una media de más 40km por hora y pendientes de hasta un 20% de desnivel, que se dice pronto… Vamos, que tendrás que abrir bien los ojos porque, como decía aquel presentador “si pestañeas, te lo vas a perder”.

Y entre todos estos gallos, queremos sacar nuestra bandera de Urdaibai y destacar dos nombres propios: Pello Bilbao y Bingen Fernández.

Pello Bilbao, Gernikés y uno de los corredores importantes del equipo Astana. El 2017 fue uno de sus mejores años, se unió por primera vez a un equipo extranjero y no parece haberle ido nada mal, eso sí, se echó a la espalda más de 100 días de competición! Txapelduna! Esperamos que el Astana le deje todo el protagonismo en esta Itzulia porque se conoce el terreno al dedillo y está en un buenísimo momento. Quedaos con su nombre porque es parte de la nueva generación de ciclistas que ya está pisando fuerte.

Bingen Fernández es ex-cliclista profesional y Director deportivo del Dimension Data, un equipo sudafricano pero con alma euskaldun (uno de sus ciclista principales es Igor Anton). No penséis que lo destacamos sólo por ser de casa, porque estamos hablando de un estratega en toda regla. Sin ir más lejos, en el Giro del año pasado la liaron parda cuando consiguieron que Omar Fraile, uno de los corredores más importantes de su equipo (ahora en el Astana), se metiera en la escapada y se llevara en el bolsillo la decimoprimera etapa.

Un paseo por Urdaibai a toda velocidad

Será el martes día 3, en la etapa 2, cuando le abramos la puerta del este a la Itzulia, que habrá salido de Zarautz a la 13:30 y entrará a Urdaibai desde Natxitua, con las piernas de los corredores ya cargaditas. Podrán soltar músculos recorriendo las dos riveras de la ría a toda velocidad pero se les cortará el rollo en cuanto entren en Bermeo porque les espera una encerrona: Almike. Parece una subida tranquila pero de pronto se pone a casi un 20% de desnivel en algunos puntos, que hace sudar la gota gorda hasta llegar al Cannon. El recorrido sigue en dirección a Mungia, luego Armintza y de nuevo en dirección este a Bakio. Pasarán entonces por Jata, que después de lo de Almike les parecerá llano. Y, para rematar, las paredes de San Pelaio, unos cuantos repechos con desniveles de más de un 20%. A más de uno se le olvidará hasta su apellido mientras baja de nuevo hacia Bermeo. Llegarán a meta sobre las 17:20.

 Las cuestas de Almike

Dónde colocarse para tener el mejor plano

Si queréis comprobar que las estrellas también sufren o queréis animar como cosac@s en los momentos en los que más lo necesitan, aquí os dejamos los mejores tramos donde colocaros y desgallitaros (los hemos marcado en rojo). La ruta recorre casi toda la Reserva pero no tiene demasiadas cuestas por lo que, hasta llegar a Bermeo, prácticamente los veréis volar.

El primer tramo potente son las rampas de Almike. Colocaos una vez pasado el restaurante Almiketxu y el parque. Sabréis perfectamente dónde es porque el suelo bajo vuestros pies se pone bastante empinado. Desde ahí, tenéis prácticamente un kilómetro de subida para buscar una buena curva. Os aseguramos que lo disfrutaréis.

El siguiente punto fuerte se encuentra después de Bakio y de Jata. Los corredores volverán hacia Bermeo, pero antes tendrán que pasar por San Pelaio. Ahí encontraréis más de dos kilómetros de dura subida, un lugar perfecto para ver cómo echan los restos en la última escalada de la etapa.

Y el remate final es la cuesta de Aritzatxu Bidea, a pocos metros de la meta que, aunque ya no sea ningún sufrimiento para los ciclistas, es el final y creemos que tiene que estar llenísimo de gente y ambiente!!!

 

Tercera etapa, desde Bermeo hasta Valdegovia

Y si el martes no os podéis escapar, tenéis otra oportunidad el miércoles, porque la tercera etapa (la más larga de la Itzulia) saldrá de Bermeo hacia las 12:30. A partir de ahí recorrerá la parte oeste de Urdaibai hasta llegar a Gernika, para poner rumbo a Errigoiti, el primer obstáculo que se encontrarán los corredores. En ese punto la Itzulia abandonará nuestro territorio y les quedará todavía un buen trecho hasta pisar tierras alabesas y llegar a la meta, en Valdegovia.

 

Tenéis toda la información aquí, y no cerréis la agenda ciclista de este verano, porque en septiembre tendremos por estas tierras la Vuelta a España, pero de eso hablamos otro día 😉

 

Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!