Euskera para principiantes

Qué importante es saber el idioma del lugar que visitamos ¿verdad? Por eso, esta vez vamos a hablar un poco en euskera, pero no os asustéis, lo básico para caer en simpatía a los anfitriones del lugar. Porque no hay cosa que nos guste más, que ver cómo un visitante trata de decir eskerrik asko y últimamente muchos luchan por pronunciar ese difícil San Juan de Gaztelugatxe.

Aunque todos entendemos el castellano, nunca hace daño saber cuatro cositas en euskera, sobre todo para que te sirvan con más mimo la comida o la tan ansiada caña (o Txakoli) después de un día de aventuras.

Empecemos pues:

El saludo

Oficialmente en euskera, para decir Hola se dice Kaixo, pero por aquí, es raro oír un kaixo a alguien (hablamos claro, de Urdaibai) y lo más común es que te saluden con Apa, Aupa, Api, Epa y variantes.

También podemos saludar diciendo egun on (buenos días), por las tardes arratsalde on (buenas tardes) y por las noches gabon (buenas noches), que sobre todo se usa para cuando ya te vas a la cama. Pero falta uno y muy importante, el del medio día: eguerdi on. En castellano no existe (que sepamos) y sería algo así como buenos medios días… Desde luego no suena nada natural.

Para despedirnos, decimos agur (adiós), que más comunmente se usa con un bai por delante, tal que así:  bai, agur!. Aunque también decimos, gero arte (hasta luego) o los ya mencionados apa, epa, epi, api…. Qué son muy recurrentes para todo.

Esto es lo básico para cuando entréis en el bar, restaurante, hotel… pero vamos a profundizar un poco más, ya veréis que divertido.

 

Bares y Restaurantes

Lo primordial es saber los nombres de las cosas y los números, aunque con que os sepáis los números basta, el esfuerzo es lo que importa.

En un post anterior explicamos las medidas de los tragos en euskadi, y dimos unos tips básicos, pero lo recordamos para quienes no lo conocíais.

Los números, a no ser que seáis una cuadrilla grande, no tienen demasiada complicación:

Bat (1), bi (2), hiru (3), lau (4), bost (5), sei (6), zazpi (7)…  A la hora de pedir, basta con que pongáis el número por delante de lo que queráis (excepto el uno que va por detrás), por ejemplo: zurito bat (un zurito) o bost txakoli (cinco txakolis), kaña bat (una caña). ¿Fácil verdad?

Y después de pedir algo… ¿Qué se dice? (como diría una madre) Pues un educado Mesedez (por favor) ;-p

Para pagar, podéis preguntar Zenbat da? (¿cuanto es?). Eso sí, igual os volvéis tarumbas al oír la cantidad y no entender, en ese caso, dos opciones: soltar un billete grande que creáis que cubra el coste de lo pedido y enteraros del precio por el ticket, o pedir que os lo diga en castellano. Si ve que sois de fuera, le hará ilusión no haberse enterado hasta ese momento que no sabéis euskera. 

Al final de todo, un amable y cariñoso Eskerrik asko (muchas gracias) y quedaréis la mar de bien. Si es a la inversa, que os dicen eskerrik asko, la respuesta sería (por esta zona al menos) Eztau zeitzik , o Ez horregatik, pero la forma más sencilla es decir Zuri! (¡a ti!) y así no sufrís en recordarlo.

En cuanto a las bebidas, un rápido repaso a las 4 cosas que son distintas:

Garagardoa (cerveza), o pedid directamente una cerveza, pero adaptándolo a nuestra pronunciación: serbeza. Es importante saber que es euskera los sonidos de la Z y la C se pronuncian como una S. Aunque para simplificar, lo más común es pedir una caña, zurito o un botellín (recordad que aquí no se piden tercios, ni quintos, solo botellín y os sacarán la medida que tengan, de la marca que os guste).

Ardaua (vino), pero es raro pedir vino sin más, siempre especificando de qué tipo: Ardau baltza (vino tinto), Ardau zuria (vino blanco), Txakolina (este se entiende ¿no?)

Pero a parte de las bebidas alcohólicas, seguro que en algún momento os apetecerá un cafecito: Kafe esnea (café con leche), ebai bat (un cortado), kafe hutse (café solo). ¡Ah! y como olvidarnos de ese líquido que se nos olvida beber, pero que sin él moriríamos de sed: el Agua. Se dice Ura, aunque por aquí decimos Ure.

En los restaurantes, cuando se entra a un comedor y hay gente ya comiendo, decimos On egin! (¡Que aproveche!). También cuando el plato lo merece, podemos hacer un guiño al camarero, por ejemplo diciendo que la comida nos ha gustado con un oso gozo! (¡muy rico!) o ze gozo! (¡qué rico!). Y para terminar ¡A pagar! Por lo que tendríais que decir Kontua mesedez (la cuenta por favor).

 

Curiosidades

Algunas curiosidades del euskera: Por ejemplo, algo muy típico cuando hace mucho que no ves a una persona es decirle Aspaldiko! una palabra que condensa ¡cuanto tiempo sin verte!

En Bermeo, es muy típico oír un Txo! que es no es más que una forma de dirigirse a alguien, algo así como ¡ei tío! o en su versión femenina Alabatxi! Estás dos curiosas formas de dirigirse a alguien vienen muy ligadas a la  tradición marinera del pueblo. Por ejemplo, el Txo era el grumete de la embarcación, y parece ser que se le llamaba tanto, que se ha integrado en nuestra forma de hablar.

Otra curiosidad es el Ai ama! que lo oiréis mucho por todo Euskadi. Es un ¡ai mi madre! y se usa como coletilla, sobre todo en situaciones de sorpresa o asombro.

Y por último, os preguntaréis porque decimos tanto eso de que “por aquí” hay cosas que se dicen distinto. Lo cierto es que hay muchas diferencias en el euskera de cada provincia, pero es que de pueblo a pueblo también las hay, y mucho. Por ejemplo, si alguien de Gernika y otro de Bermeo se conocen por primera vez, ambos sabrán de qué pueblo es el otro, sólo por la forma de hablar.

Podríamos alargarnos con el tema, porque nos encanta, pero entonces en vez de un post tendríamos un libro! Por lo que aquí lo dejamos y, si tenéis curiosidad, escribid un comentario y abrimos un cursillo rápido de Euskera. 😉

 

Todavía no hay comentarios

¡Anímate a comentar!